Nota Área de Antropología:

Hoa Hakananai’a, el moai de la Reina Victoria

Niños victorianos visitando el moai Hoa Hakananai’a en el Museo Británico durante el siglo XIX.

Niños victorianos visitando el moai Hoa Hakananai’a en el Museo Británico durante el siglo XIX.

Niños victorianos visitando el moai Hoa Hakananai’a en el Museo Británico durante el siglo XIX.

Francisco Garrido, Curador del Área de Antropología nos trae otra historia sabrosa de nuestro pasado: el moai de la Isla de Pascua que fue a parar al British Museum (también conocido como Museo Británico), luego de ser regalado a la Reina Victoria de Inglaterra.

09/04/2018

Fuente: Museo Nacional de Historia Natural

En 1869, la Reina Victoria de Inglaterra recibió de parte del comodoro Richard Powell un inusual obsequio. Este consistía en una extraña estatua de piedra que nadie había visto antes en Europa. Su nombre era Hoa Hakananai’a, y provenía de Rapa Nui o Isla de Pascua. El comodoro Powell era el comandante de la fragata Topaze, destinada a patrullar las posesiones británicas en el Pacífico Sur.

En 1868, un grupo de hombres de la fragata Topaze puso pie en Rapa Nui para explorar la isla e intercambiar objetos con los habitantes locales. Se reunieron con el jefe Torometi y estuvieron allí por algunos días recorriendo el lugar y observando bailes ceremoniales que no dejaron de causar cierto rubor en su moral victoriana. Dado lo novedoso de su viaje y en el afán de poder colectar objetos curiosos y antigüedades que les dieran cierto renombre al regresar a Inglaterra, el comodoro Powell organizó partidas de búsqueda ordenando a sus hombres identificar objetos relevantes para tal propósito.

La fragata Topaze y el comodoro Richard Powell.

La fragata Topaze y el comodoro Richard Powell.

La fragata Topaze y el comodoro Richard Powell.

Lo primero que hallaron fue un pequeño moai llamado localmente Moai Hava, el cual medía 1,5 metros de altura y estaba enterrado en un sector de cementerio en Mataveri. Era un moai fácil de transportar y fue el primero en ser llevado a bordo de la Topaze. Unos días después, un grupo de hombres de Powell se dirigió al sector de Orongo en donde se halla una antigua aldea de casas construidas en piedra. Al interior de una de aquellas construcciones de la aldea Orongo, la cual era conocida localmente como Taura Renga, descubrieron que desde el suelo asomaba la cabeza de una estatua con rasgos muy definidos y extraños grabados en su parte trasera, los cuales estaban pintados de rojo y blanco. Su nombre local era Hoa Hakananai’a y de inmediato atrajo la atención de la tripulación, decidiendo llevársela a pesar de su peso y tamaño de 2,4 metros, además del hecho de que estaba protegido al interior de una casa. Es un moai elaborado en fino basalto, siendo uno de solamente 10 hechos en tal material. Sus grabados representan al mito del hombre pájaro y además posee representados unos remos ceremoniales detrás de su cabeza.

Moai Hoa Hakananai’a en vista frontal siendo transportado en la Topaze y en vista posterior donde se aprecian sus grabados únicos.

Moai Hoa Hakananai’a en vista frontal siendo transportado en la Topaze y en vista posterior donde se aprecian sus grabados únicos.

Moai Hoa Hakananai’a en vista frontal siendo transportado en la Topaze y en vista posterior donde se aprecian sus grabados únicos.

Para proceder a sacarlo de donde estaba, un grupo de 40 hombres demolió la construcción de Taura Renga y procedió a desenterrar el cuerpo del moai Hoa Hakananai’a. Su sorpresa fue mayor al descubrir que toda la espalda del moai estaba cubierta por grabados, lo cual le daba un carácter único comparado al resto de estatuas de la isla. Una vez desenterrado, tuvo que ser trasladado ladera abajo del volcán Rano Kao en un evento que generó un gran impacto en la isla, en donde hasta 1914 Victoria Veriamu cantaba canciones rememorando aquel suceso. El proceso de subir el moai a la fragata Topaze no estuvo exento de dificultades y entre su transporte ladera abajo, ser puesto en una balsa para su transporte y luego izado al barco, lamentablemente perdió todo su pigmento rojo y blanco. Esto ocurrió un día 7 de noviembre de 1868.

Hoa Hakananai’a fue llevado de pie en la cubierta del barco en su viaje por altamar, hasta que finalmente el día 25 de agosto de 1869, la fragata Topaze arribó a la bahía de Portsmouth, Inglaterra. Luego de ser presentado a la reina Victoria, fue entregado al departamento de antigüedades del Museo Británico, en donde fue puesto en la galería de entrada. En 1940 durante los bombardeos alemanes a Londres, Hoa Hakananai’a fue sacado de allí y almacenado en bodega hasta 1970 cuando fue llevado al museo de la Humanidad en Burlington Gardens. Finalmente regresó al Museo Británico en el año 2000 donde hasta el día de hoy se halla en exhibición. El pequeño Moai Hava fue donado al almirantazgo y se encuentra hoy en el Museo de Manchester. Ambos fueron los primeros moai en ser llevados fuera de Isla de Pascua.

Hoy en día, el moai Hoa Hakananai’a puede también ser visitado de modo virtual gracias al modelo tridimensional que está accesible desde el Museo Británico:

https://sketchfab.com/models/9e7c7d1481b54cb6b029a286a4f7357f

Referencias

Van Tilburg, Jo Ann.

2004      Hoa Hakananai’a. British museum objects in focus. The Bristish Museum Press, Londres.

Recursos adicionales

Materias: Antropología - Arqueología
Palabras clave: Francisco Garrido - Área de Antropología MNHN - moai
readspeaker